Una vez, siendo niña, sentí la soledad de su resplandor, aquel brillo perdido en la inmensa oscuridad, sólo quebrada por el leve fulgor de las estrellas, sus eternas compañeras. Aunque nunca negué su belleza, no pude evitarlo, me compadecí tanto de aquel extraño destierro que en mi inocencia, fui haciendo mío y me imaginé que era una mujer...

domingo, 10 de enero de 2010

LEGADO DE AUSENCIA.



Tratar un libro, un emborronado diario de cualquier jovencita enamorada, no tiene ni la importancia ni el más intrínseco deber para las almas acostumbradas a la estricta y prudente sabiduría de los entendidos en el campo de las palabras bien redactadas. Estas primeras páginas de un opúsculo privado, tanto como íntimo, es un secreto apenas confirmado por los entendidos en este vasto saber de los insignes doctores que analizan sin descanso el dolor plasmado en palabras conforme al diccionario…




PARA JULÍAN


"DE LA AUSENCIA"

I

Hace tanto que no respiro el peligro de ser libre. Hace tanto que mis más preciados vestidos dejaron su blanco colgado en un perchero oscuro a la espera de una mañana contagiosa. Hace tanto que mi piel se permite apenas esta tenue iluminación, misericordia de la noche que perdió la vergüenza por acoplar enamorados desconocidos en sus penumbras. Hace tanto que mi piel no traspira emociones inquietantes.

II

La flor mortal se embriaga en su misma fragancia; frescura y picardía de la ortiga que crece a sus pies persigue la duda. Hoy que bebo mis palabras enmudecidas e intento adornar la huera insistencia de ser amada, querida, deseada.

III

Rasgaré la magia del eterno tiempo que me mantiene prisionera de mi misma. Me rebelaré, me romperé para gritar la oscuridad que me alimenta hasta que veas a través de mi mirada todo el amor que soy capaz de sentir a través de mis ojos con una exhalación de luz.

IV

Frente al espejo de mi oscuro armario, con la frialdad bien aprendida, derramo sobre mi imagen reflejada el dolor impuesto en mi nacimiento, regalándole el justo grado de compasión por existir, intentando redimirlo del cuerpo que lo aprisiona. Pero se niega la muerte, como de costumbre, dando la espalda a mi soledad, cual vulgar farsante.

V

El frio me atrapa y, como enemigo envuelto en armadura de indiferencia, solo deja ver su enigmática y feroz mirada en estas horas perpetuas de ofuscación y prejuicios, permitiendo, con dudosa indulgencia, el pálpito en mi cuerpo, opción de derrame o desliz de la pasión cuando clarea la noche, al alba, se me niega y es por eso, que yo quisiera, reclamo, se cumpla mi última voluntad antes que el Sol triunfe.

VI

¿Qué pretende el tiempo? Como virutas olvidadas en el suelo del laborioso artesano así me siento.

VII

Me acostumbré a flotar adornada por sutiles sonrisas en la complacencia de mis propias frustraciones, vagando por los rincones como sombra de la desdicha. ¿La mía? Perdida dentro de esta prisión sin apenas sueños ni ilusiones.

VIII

Dime que para ti no soy desventura, dime que ves a través de la imperfección que me ata, dime que eres real para poder soñarte. Pues… soñar es lo único que se me permite. Delirar no me vale.

IX

Como un bello poema de amor, como una melodía nacida del alma, encuentro por fin la luz, aunque me duela. Y la derramo con palabras sobre este diario que pretendo llenar con mi propia oscuridad ahora demorada aunque vencida.

X

Delirar el imán, el ancla olvidada pero segura. Delirar con la flor repujada en indiferencias incoloras pero confiadas en su aroma, fragor inolvidable…

XI




Agradezco en primer lugar la paciencia y comprensión de los lectores.

Este trabajo conjunto es, sin duda, imperfecto, pero detrás hay tanto ilusiones como sueños donde estáis todos involucrados.

Lo más importante, lo que cuenta, es saber que la amistad es un valor, un valor que puede crecer y se ha de alimentar.

Queda aquí delante de vuestros ojos un fruto… ¿maduro?... podréis decidir y opinar…

… pero os digo que lo importante, lo que a mí más me ha llenado son las conversaciones que no están reflejadas pero, espero, intuidas, en una amiga indiscutible con tantas posibilidades que merece para ella sola la mejor de las LUNAS.

Rafa Martín

Un trabajo imperfecto, quizás inacabado para muchos… Que cada cual forje libremente sus propias conclusiones. La mía es un secreto y sin embargo lo he gritado en cada una de esas conversaciones con aroma de café que tanto me han acompañado y guiado en esta labor. Espero también poder gritarlo para vosotros.

Hoy se pone fin a este Legado compartido con un amigo que como todos los legados deja plasmada una voluntad. Sentirla, hasta hacerla una, ha sido una experiencia maravillosa.

Y no puedo sino agradecerle aquellas palabras que un día me dedicó y que me han acompañado muchas veces en este camino.

“Nunca, nunca digas que no escribes poesía. No son sólo poemas los escritos con versos. Yo la he sentido en tus cuentos”
Rafael Martin, 7 de marzo de 2009.

Sirva este agradecimiento también para vosotros, todos los que habéis visto más allá de simples cuentos.


21 comentarios:

  1. Encuentro mucha belleza y profesión en estas palabras querida Ana, un afán por escribir que deja huella.
    Me alegra haberte conocido en mis comienzos de blog.

    Gracias por compartir con tanta delicadeza como tú lo haces.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No voy a hacer quinielas sobre quien escribió que... El conjunto es sublime, SIMPLEMENTE...

    Un besazo Alo y un abrazo a Rafa (lo siento, para ti no hay besos...JAJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJ)

    ResponderEliminar
  3. Lo mas importante es que supieron perfectamente como congeniar para crear una historia herrrmosisima!
    muchas felicitaciones a todos!!

    besitos

    ResponderEliminar
  4. realmente hermoso, poco mas que agregar...

    muchos abrazos

    ResponderEliminar
  5. Siempre llego de visita diciendo hola amiga, hola amigo, esta vez llego diciendo hola hermana, hola hermano y tiene un sentido ademas de un porque, supongo lo decubriras de visita por mi blog. Tu sitio interesante y hermoso como siempre. Te espero para peregrinar algo juntos. Mucha luz hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Hola cielo es precioso ami me encanta este trabajo sigue adelante
    un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Como me ha gustadooooooooooooo
    Pero claro! si me encanta como lo escribes jeje
    Un beso grandisimooo :)

    ResponderEliminar
  8. hermoso, absolutame te hermoso; hace tiempo visite este claro de luna y deje cerrado el portal del viento, ahora regreso renovado para encontrar la belleza de la letra escrita en tenue plata.

    ResponderEliminar
  9. Las palabras dejan huella la mayor parte de las veces esa huella es indeleble.
    Fantastico post

    ResponderEliminar
  10. De dos personas tan humanas como vosotros dos sólo podía salir un escrito con tanta belleza, sensibilidad y profundidad como el que ha salido.

    Y estoy totalmente de acuerdo con Rafa: escribes poesía en forma de cuentos.

    Abrazos a ambos.

    ResponderEliminar
  11. No, amiga: gracias a ti por escribir con el corazón y por deleitarnos con estos bellos relatos tuyos.

    Se te quiere.

    Besos enormes...!

    ResponderEliminar
  12. Hola, aqui ando de visita por tu sitio desde Cuentos y Orquideas que tenia un poco abandonado.
    Tu lugar interesante y calido como siempre, me gusta mucho visitarte lo hare mas a menudo. Escribi un nuevo cuento, a ver si gusta hasta pronto y mucha Luz.

    ResponderEliminar
  13. A Rafa y Ana, mi voto de aplauso por atreverse y compartir, explorar el mundo de la letra, la palabra y hacer de ella el arte que nos ofrecen. Escritura limpia, cada párrafo en su real dimensión, como "tallado por un silex". Os he añadido, para estar pendiente de vuestra producción. Un fraterno abrazo, un beso.

    ResponderEliminar
  14. Ana, el famoso y largo cuento navideño me inspirò uno entresacado de dicha historia, que subì a un foro en el que participo pero no habìa tenido oportunidad de publicarlo en mi blog, pàsate y dime que te parece....
    abrazos

    ResponderEliminar
  15. yo que puedo decir, que lo guardare y lo leere de nuevo , para deleitarme como lo he hecho, te daria un beso pero te mereces un aplauso
    plas,plas,plas

    ResponderEliminar
  16. He leido todo de seguido... porque merece la pena hacerlo! Una estupenda colaboración, que en vista del resultado espero que no sea la última.

    Besos y felicidades a los dos por vuestro trabajo

    ResponderEliminar
  17. Me habeis dejado alucinando y mira que eso me gusta que lo mio es soñar, pero me gusto mucho esta colaboracion de IMPERFECTO nada de nada...es una obra perfecta.
    con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  18. Apenas tenía tiempo cuando he venido a tu blog, pero lo he escurrido hasta el final, no podía parar de leer, desde el principio de esta historia, tan bellamente narrada, con tanto amor, tanta ternura... se me han escurrido los minutos y no me ha importado, porque ha sido un tiempo precioso de desconexión de esa velocidad que a veces nos atrapa. Me he sumergido en este mundo, y ahora, con lágrimas de tristeza, pero también de emoción, en mis ojos, os felicito por esta labor, por haber abierto todo un mundo de ensoñación... Millones de gracias.

    En cuanto a ti, Ana, también pienso, ya lo sabes, que tus cuentos son mucho más que cuentos, son ventanas a la magia, son despertares para el alma que a veces se adormece... y por supuesto son también poesía, de la más bella que he tenido la suerte de leer en mi vida...

    Estoy emocionada. Gracias...

    ResponderEliminar
  19. muy bueno!!! enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  20. ¿Y tú dices que yo soy poeta?, poesía es que lo has escrito, con el colaborador al que aludes, entre los dos habéis hecho una texto maravilloso, lleno de humanidad y de amor, cuando lo he leido creía que estaba en un mundo de belleza y fantasía.
    No te preocupes por la entrada que he suprimido, no tiene importancia, los motivos de la supresión los tienes en mi actual entrada; el comentario al que aludo en ella, no era nada grosero ni soez, solo que entreví que la persona a la que iba dirigida, no estaba muy conforme que me refiriera a ella, y mi norma es respetar la intimidad y decisiones de los demás, como yo quiero que hagan lo mismo conmigo.
    Gracías por tu interés.
    Un beso muy grande de esta amiga que te quiere.

    ResponderEliminar

Antes de nada: gracias.