Una vez, siendo niña, sentí la soledad de su resplandor, aquel brillo perdido en la inmensa oscuridad, sólo quebrada por el leve fulgor de las estrellas, sus eternas compañeras. Aunque nunca negué su belleza, no pude evitarlo, me compadecí tanto de aquel extraño destierro que en mi inocencia, fui haciendo mío y me imaginé que era una mujer...

viernes, 3 de julio de 2009

EL CUENTO SIN NÚMERO DE LA LUNA OSCURA. ¿LA DESPEDIDA DE LA ESCRITORA Y LA LUNA OSCURA?





Aquella noche la escritora de los cuentos de la luna oscura, esperaba, como muchas otras, la llegada de su amiga.

Pero aquel día lo hacía de un modo especial. Recordaba el momento en el que rescató del pasado su primer cuento y se encontró con ella de nuevo rompiendo el encantamiento y haciéndose las dos prácticamente inseparables, una parte de la otra, y la otra de ella misma.

En su mágico encuentro, se marcaron una meta, un ciclo lunar de cuentos, y el número veintiocho siempre estuvo escrito.

Disfrutaron en la búsqueda de palabras que hicieran sentir a la dama, y cómo sintió.

Y la escritora, nuestra escritora, vivió sus viajes con la intensidad de ser testigo cercano de cuánto amor había oculto en la luna, y claro, también sintió, era imposible no hacerlo.

En uno de esos viajes, ya supo, lo difícil qué sería dejar de acompañarla a través de esa oscuridad, pues muchas veces su amiga era la luz que más le inspiraba. Y por ello la sola idea de renunciar a sus encuentros la empezó a doler.

Al mismo tiempo, había sentido como la luna en las últimas noches de cuentos, al partir, la besaba en la frente con gran ternura, sintiendo la nostalgia del momento cercano.

Qué rápido había pasado el tiempo, y ahora releía el último cuento entre sus manos, esperando el toque donado por la dama blanca, aquel que al final hacía que sus cuentos cobrarán vida para ella.

¿Cómo podría negarle esa vida?

Mientras lo pensaba de sus ojos brotaron lágrimas, y sintió en su alma la tristeza nueva que nacía, y lo peor es que la luna, su amiga, cuando despertara, lo sabría, y la haría suya.

Al verla aparecer la contempló con los ojos de quién sabe que tiene que despedirse, intentando ser fuerte para hacerlo, y al estar frente a ella y sentir como la luna robaba sus lágrimas para que la escritora no sufriera, lo supo.

Y no pudo evitar dejar de hablarla.

"No siempre, mi querida amiga, los cuentos de esta escritora tuvieron un final de tristeza y de nostalgia, en el que tú iluminabas el sentir de mis palabras, compartiendo tu vida y llenando en parte la mía.

¿Quién decidió realmente que todo estuviera limitado a un fecha, a un momento? cuando ahora mismo siento que eres más mía que nunca y yo tuya ya de por vida ¿Fui yo?

¿Cómo puedo renunciar a ti y dejar que dejes de latir dentro de mi con tu luz? ¿Podrías tú? Yo sé que tú no lo harías.

Ahora que te tengo delante te reto y me reto a guardar ese cuento, y quizás, y sólo quizás, algún día lo saque, como aquel día que rescaté el primero, dándote la vida que realmente merecías.

No renunció a ti, no quiero, así que devuelveme mis lágrimas que ahora sé, y estoy segura que éste no es el momento, y sigamos viajando, mi querida luna oscura, por esta vida de cuentos, que un ciclo es tu condena, pero conmigo, hoy estás libre de ella"

La luna escuchó cada una de sus palabras recuperando el brillo que la despedida casi mata, y acariciando las manos de la escritora le devolvió sus lágrimas, y empezó a contarle aquella noche que al despertar.....



35 comentarios:

  1. Bello, pero yo no lo veo una despedida, sino un comienzo...Besotes y Miaus!!

    ResponderEliminar
  2. Espero que no sea una despedida. Un besazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. quieres matarme , ya pense que esto se terminaba, pero mas bien pacerece ,que empieza, joer que susto , un besito niñaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. Bueno...Espero que solo sea un descanso, y que sigas contándonos cosas.
    Muchos besos y disfruta del finde wapa.

    ResponderEliminar
  5. precioso la verdad ke si pero nunca hay finales porke siempre habran otros comienzos besossss y pasa buen dia

    ResponderEliminar
  6. Hay despedidas que como la tuya dejan un vacío en el alma ademas de lágrimas. Esta yo quiero y deseo que no sea premonitoria y los cuentos de luna oscura vuelvan a dar brillo en las noches venideras, quizas ya cuando el verano se aleje pausado y las noches se alarguen, ampliando los dominios de la dama blanca y serena. Como hoy, todos hemos disfrutado de cada uno de los relatos de la escritora, que con dedos aun escarchados en las mañanas nos dejaba testimonio de cada vivencia e historia que su amada amiga le confesaba en la intimidad, fruto de un pacto y complicidad que para el resto de mortales queda vedado, por no decir impensable o imposible.

    Siempre estaremos a la espera, ilusionados y espectantes de cuando habrá de llegar el nuevo susurro que despierte su pluma nuevamente. Sabemos que el dia llegará y sus manifiestas confesiones dejaran atónito y embobado a su fiel lector, que como yo tantas veces quedé pasmado con las lecturas de esta magnífica serie de cuentos.

    Un BESOTE y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  7. Bah, no me gustaban las despedidas pero esta deja la puerta abierta a un reencuentro que espero no sea tan lejano. Que dure solo lo que tarda la luna en volver.

    Tus palabras son un canto a la esperanza, o al menos yo así las interpreto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Que susto chiquilla me has dadooooooooo!!! me creia que ya no escribias mas...ufff menos mal que parece que vuelves a dejar brillar esa luna preciosa como tu y tus cuentos que nos llenan el corazon de magia y ternura...besitossss que me ha encantado...te quiero cielo...

    ResponderEliminar
  9. Este mes de Agosto va a haber dos lunas llenas. La segunda se llamará por eso Luna Azul.
    Es un ciclo perfecto para el renacimiento ¿no crees?

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  10. Has conseguido desconcertar al personal. A mi no. Se que los cuentos continuan porque no eres capaz de dejar a sus lectores bruscamente sin su conexion con la luna. Para mi sería dramático en estos momentos de obras en mi blog JE,je

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. No sé que es más triste, si el cuento o el texto que hay escrito debajo del perfil...
    En cualquier caso, la luna sabe que tras un ciclo va otro...y otro, y otro... y que yo sepa el ciclo no se acaba si uno no quiere...
    (Bueno, que espero que esto sólo sea un cuento... y mañana nuevo ciclo...)
    Besicooooos enormes

    ResponderEliminar
  12. Yo también me quede desconcertada al pensar que era una despedida, veo que no y me alegro mucho preciosa, porque es un placer leerte :)
    Besets!

    ResponderEliminar
  13. Que preciso escrito me dejaste por un momento sin palabras.. excelente..

    Saludos fraternos con el cariño de siempre
    Un abrazo muy grande

    Besos.
    Que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  14. mi niñaaaaaa, que me tienes que contar muchos másssssss... me encantó esta despedida, me emocionaste, pa variar!!! jajajaja, y que te hacer querer un montón... gracias guapa!!!

    Feliz finde!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. quise decir : que te haces querer...jajajaj

    Otro beso!!!

    ResponderEliminar
  16. Ana, tus cuentos llenan de luz el alma, haciendo cada noche busquemos la luna a la que cantas, para acercarnos a tu corazón a través de ella.

    Espero y deseo si hay despedida sea lo mas breve posible.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Me has dejado como Hargos... q casi me da el infartooooooo jajajaja pero bueno uuff ya vi q es un comienzo lleno de granes idealismos!!!
    TQM!!! y lo sabes verdad?
    un besito

    ResponderEliminar
  18. Querida Ana, dolorosas parecen las despedidas, cierto, pero no existen, son, a lo más un momento parecido a decir me voy, pero te quiero. Y claro, como el tiempo sí existe, los reencuentros son posibles.
    La espera es nuestra ahora, tuyo el pensamiento.
    Un besote querida Ana.

    ResponderEliminar
  19. hola ana, una alegria recibirte en mis blogs, q los he tenido abandonados mientras cumplia con algunas obligaciones, pero ya de vuelta y feliz de visitarte, dejarte un enorme beso(con proteccion de barbijo, claro) y es porq la gripe ah1an1na2en1 ni se cuanto ya mato a 50 personas y bs as es un caos total con 100.000 infectados(segun la cristina, x lo q hay q sumarle el doble porq simepre miente). y espero no me agarre a mi, pues ni se q es mejor si morir de gripe o morir de amor, jaja.
    q estes bien y saludos " a la distancia".-

    ResponderEliminar
  20. Que no nos dejes!! eso lo tienes claro?? un besote grande que sé que ésto tiene un nuevo comienzo, con una LUNA más brillante.
    Te quiero mucho amiga
    Noe

    ResponderEliminar
  21. no!, no hay que dejar de escribir nunca! que uno se vuelve como todos los demás..!

    ResponderEliminar
  22. todo continua y aveces se marchita besitos de maria

    ResponderEliminar
  23. Me gustan mucho tus cuentos, espero poder leerlos durante mucho tiempo más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Andaaaaaaaa....Un cuento sin número!!! Sin duda un buen final de ciclo lunar oscuro y comienzo para otro...JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAA. Es mejor no plantearse el final de las cosas!!! Un ciclo es....circular!!! Y comienza algo donde termina otra cosa. 28 cuentos, y ahora...otros 28??? Mejor seguir en rotación y traslación y ver que pasa...JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAA...

    Besitoooooooooooos compi!!! Que es una preciosidad de cuento...

    ResponderEliminar
  25. Ruego a los dioses que esto NO sea una despedida.

    Un beso y un abrazo muy cariñosos, querida amiga.

    Feliz fin de semana...!

    ResponderEliminar
  26. ¡HOU HOU HOU! De nuevo luzco mi lindo traje de Co-Mamá-Noel para hacer uso mis prerrogativas, y vengo de parte de mí misma para decirte alegre y emocionada que tienes unos hermosos regalos esperándote en mi blog. Y te dejo el link de la entrada para que lo encuentres fácilmente:

    http://somosangelesenlatierra.blogspot.com/2009/07/con-un-poco-de-retraso-dia-de-premios.html

    Procuraré estar presente para entregártelos en mano y, como ya es verano, tomarnos junt@s un rico helado del sabor que más te guste (que tengo de todos, hasta de los más raros) para charlar un ratito mientras nos quitamos el calor …

    ¡¡¡ENHORABUENA, MI VIDA!!!

    ResponderEliminar
  27. ANA: Desde otra luna te sigo leyendo y espero que no sigas deleitando con tus cuentos. Ya sabes que la luna ha servido para iluminar el camino de Miguel en su Isla, aunque al final se le comieron.

    ResponderEliminar
  28. Me pasaré los dias mirando a las estrellas,
    esperando que lleges en tu cuarto creciente.
    Esperaré y esperaré hasta que te combiertas
    en la luna llena.
    En ese preciso instante,
    cuando te interpongas ante mi,
    y solo en ese preciso instante,
    se producirá nuestro eclipse.
    Al Sol de Paco Alonso.
    1005 besos

    ResponderEliminar
  29. No se que tienen estos cuentos que me encantan leerlos casi a diario.

    Feliz verano.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar
  30. UN REGALITO
    http://www.youtube.com/watch?v=0yCJ1l-u81A&eurl=http%3A%2F%2Fassets%2Emyflashfetish%2Ecom%2Fswf%2Fmp3%2Fmff%2Dtouch%2Eswf&feature=player_embedded
    PERO ESTOY SEGURO POR MUCHO TIEMPO QUE PASE

    ResponderEliminar
  31. Hola cielo conforme iva leyendo me angustie pero creo que sera un comienzo no una despedida eso espero
    un beso

    ResponderEliminar
  32. y si no, los cuentos del sol brillante no?

    ResponderEliminar
  33. si yo entro por aqui es para seguir leyendo, asi que nada de marchas.
    Te permito un descansito y a escribir que pa eso te pagamos jeje

    un besito mi lunita

    ResponderEliminar
  34. ¡Me encantan tus cuentos!...CON NÙMERO O SIN NÙMERO, eso es lo de menos cuando se puede apreciar la calidad de tu escritura, mantienes un hilo conductor extraordinario con un final que nos habla de esperanza y continuidad....un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Dice un comentario anterior que el mes de Agosto tendrá dos lunas llenas. Siento decirle que está en un error. La próxima luna azul será en Diciembre coincidiendo con.... La última noche del año. O no, que será la primera noche de 2010.
    (Luna llena el 31 de Diciembre).
    ¿Crees que con este argumento se pueden acabar los cuentos?.

    ResponderEliminar

Antes de nada: gracias.