Una vez, siendo niña, sentí la soledad de su resplandor, aquel brillo perdido en la inmensa oscuridad, sólo quebrada por el leve fulgor de las estrellas, sus eternas compañeras. Aunque nunca negué su belleza, no pude evitarlo, me compadecí tanto de aquel extraño destierro que en mi inocencia, fui haciendo mío y me imaginé que era una mujer...

lunes, 7 de febrero de 2011

COLORES. NEGRO.



“Recreo hoy aquellas tinieblas de lunas tintadas de negro, donde mi imaginación, la distancia del tiempo y mis ansias trataban de aferrarse a recuerdos dulces.

Me perdí tantas veces en sombras tratando de buscar la paz en tus ojos, que hoy me emociono al comprobar que, a pesar de mi oscuridad, aún me contemplas como tantas veces soñé.

Esta noche no podré negar mi alma, no podré evitar entregártela mientras siga sintiendo sobre mí tu mirada”

Siempre escribí tocada por sus alas. Aún así, no he renunciado a su esencia aunque haya quien vea sólo vacío. Para mí es infinito…

Negro es mi silencio cuando por fin cae la noche y cierro los ojos. Arropada por su manto consigo dibujar todos mis sueños y lo que siento y anhelo. ¿Soy yo?

Cómo pueden decir que es el final, que es la nada, cuando también es mi voz. Ayer empecé un cuento en el que el cielo se bañaba con elegancia en negros, y mis palabras comenzaron a brillar plasmando colores, pues a través del negro los he visto todos, y no me importa que digan que es sólo ausencia.

A veces me sobrecogió la tristeza, porque en él encerré lágrimas y llantos que no quise compartir. Maldita nostalgia que me hace ser en parte negra y de la que sólo mi luna me salva…

Pero no os confundáis, porque tan mío es, que en él también guardé sonrisas, y mi intimidad…

Bajo mis sábanas negras dejo que aflore mi sexo liberando mi deseo de cualquier yugo. Nunca fui tan hermosa que vestida de negro.

Llamarme oscura si queréis, pero si me acariciáis sentiréis que no soy fría pues mi alma, aunque reposa en sosiego en la oscuridad, late con fuerza y se llena de vida.

¿Veis? No temo perderme en su profundidad y que todo a mi alrededor se desvanezca, porque ya hice mío este color y en él me siento cómoda.

Y sin embargo, honestamente, no negaré la posibilidad de un abismo, de las tinieblas, pero lo veo tan lejano al negro que yo pinto…

Aunque nunca existieron, sigo soñando con que algún día broten rosas negras en mi jardín y bañarme en su aroma.

No, no hablaré de la muerte, hoy no, porque me niego a creer que sea negra.

Pobres cuervos; tampoco pudieron elegir su plumaje ni la belleza del cisne negro Pero ¿Sabéis? Ellos también vuelan acariciando el cielo.




EPÍLOGO:

"Colgó el lienzo sobre el arrinconado atril. Desmadejó los pinceles unidos por el tiempo y la desgana en el recipiente con suficiente trementina para aguantar abandonos tan prolongados. Unió la paleta a sus dedos, pulgar y centro. Con imprecisión y miedo en su pulso comenzó con el carboncillo un fútil bosquejo. El primer trazo coronó el lienzo, el segundo ubicó cintura y sexo, el tercero se perdió en la atmosfera indefinida, el cuarto quedó pausado en sus cabellos. Debiera ser el quinto la sonrisa de sus labios pero quedó prendido, sin remedio, en la imaginada mirada de sus ojos negros."





Safe Creative #1103028614217

Safe Creative #1103028614224

21 comentarios:

  1. he venido a dar un toque de color a esta paleta de sentimientos que nos empincela con la compostura de la ausencia de colores en el alma desposeída de los matices que recrean la existencia de los vacíos de alma.


    (Nota del Traductor: No me he enterado de nada)

    besos

    ResponderEliminar
  2. Pareciera fuera de Edgar Allan Poe...

    Hay un negro, un negro brillante, uno de mis colores preferidos, que ilumina sin luz, pues no necesita de ella, ya que toda la que tiene, la tiene absorbida en su interior...

    Estaba esperando que hablaras de este color, Ana, porque aunque es el que menos gente entiende, es el que más color esconde;).

    Un relato realmente inspirador.

    ResponderEliminar
  3. Estaba deseosa de leer el relato que dedicas a uno de mis colores preferidos,David tiene toda la razón,son todos los colores.
    Me gusta tu cambio de look bloguero.
    Besos en la distancia.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, Ana, el negro es principio y fin, palidez y rubor, belleza tenebrosa o protección, la oscuridad a veces nos evita enfrentarnos a circunstancias demasiado crudas, no es bueno siempre que la luz lo ilumine todo.

    El blanco es la vida, se dice que el negro representa la muerte, pero hasta esos papeles se intercalan a veces, lo mismo que en nuestras ropas, se dice que lo negro favorece, se dice también que es luto, todo depende de la onda de tu mente que interprete el color.

    Es un bello colofón a tu serie sobre los colores, estoy seguro de que nos sorprenderás de nuevo con otros hallazgos, es delicioso entregarse a tu psiquis amiga mía, un beso muy grande y felicidades por haber concluido esta obra hermosa.

    ResponderEliminar
  5. Muy bello cielo para el clor negro dice mucho me gusta
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  6. Todo negro, me gusta.
    me gusta la imaginada mirada de sus ojos negros
    Saludos

    Saravia

    ResponderEliminar
  7. Me fascina el negro, la oscuridad, las sombras, las noches con luna y sin ella también son hermosas. El negro te guía al abismo de tus palabras, enterrándote en vida.

    Me quedo con este pedacito.

    Aunque nunca existieron, sigo soñando con que algún día broten rosas negras en mi jardín y bañarme en su aroma.

    No, no hablaré de la muerte, hoy no, porque me niego a creer que sea negra.

    Creo que todos podemos volar, es más tu ya lo has hecho y nos lo has demostrado con una calidez humana y un sentimiento lleno de misticismo y locura. Tus letras se me hacen cercanas, es casi al final cuando empiezo a acordarme de mis queridos Lacrimosa. Un final apoteósico, y una entrada, bellísima.

    ResponderEliminar
  8. “Arropada por su manto consigo dibujar todos mis sueños y lo que siento y anhelo”
    “Bajo mis sábanas negras dejo que aflore mi sexo liberando mi deseo de cualquier yugo”

    ¿Que decirte amiga?...has dibujado con bellas y exquisitas pinceladas la de tus letras, mi más preciado color…ha sido un verdadero deleite…

    Muaccks!!

    ResponderEliminar
  9. Negro como mi cuadradito.
    Negro como mi futuro, y el tuyo, y el de todos.
    Solo es cuestión de tiempo.
    Te espero en el más allá.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. De negro se vistió...con elegancia sin par...y negros eran sus ojos con los que te miraba pasar.....besoooss

    ResponderEliminar
  11. Ay Ana,que precioso has pincelado el negro.Lo has hecho con la tinta roja de tu sangre,pero tiñéndola antes de salir,de ese color que nos envuelve en las horas nocturnas,cuando el silencio,la paz y la imaginación coquetean con los sueños.
    Yo en este momento de mi vida lo veo todo así,pero no pierdo la esperanza de encontrar el arco iris y tomar mis pinceles para llenarlos de sus colores.
    Aún así,me pierde la elegancia del negro,su austera soledad que calza perfecta en toda ocasión.
    Escribes como los ángeles,niña.Eso sí,como los ángeles negros hoy, aquellos de Machín-creo que era éste cantante-que no lo recuerdo bien...
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com

    besos

    Catherine

    ResponderEliminar
  13. No se si un comentario de mi parte es procedente, pero creo pertinente dejar expresado mi sincera admiración a este trabajo que dejas aqui y ahora culminado.

    Me consta de primera mano que no todos los colores te fueron faciles de redactar, de hecho, pienso que el reto que te propusiste ya entrañaba dificultades intrinsecas que has sabido capear con buena mano, aunque siempre queda para la persona que escribe flecos sueltos de ultima hora, ya no es tiempo de volver atras.

    En definitiva, para mí, personalmente, es la serie tuya que más me ha gustado, donde has sabido entremezclar sábiamente tu bagaje de narradora con timbres poéticos.

    Sin duda, pienso, que este triunfo personal te dará alas para nuevas entregas sabiendote sobradamente capacitadas para tocar nuevas texituras en tus palabras y textos.

    Desde mi parte solo queda felicitarte y quedar a la espera de nuevas sutiles entregas (La rima ha sido impremeditada).

    ¡BESOTE!

    ResponderEliminar
  14. Cuando el forense entregó su meticuloso resultado no se hizo esperar la inmediata presencia de mi persona al despacho del jefe. Apenas sin haber tenido tiempo para tomarme un café bien cargado para dejar mi mente menos abotagada o mi paladar sin resabios de la casi botella entera, fiel acompañante en la última noche de silencio confabulado, dejé mi cuerpo presente ante la reunión urdida.
    —¡Por fin llega el héroe— escucho sin saber de dónde ni de quien proviene tan excelsa exclamación, pues la luz proveniente del amplio ventanal que tengo enfrente me nubla no solo mi delicada visión sino también mis frágiles sentidos, más propensos al deambular por las calles y a disquisiciones, llamémosla, introspectivas.
    —Tienes mal aspecto esta mañana— oigo, escucho pero sin saber quien orada mis tímpanos ni quien intenta dejar mi moral por los suelos aunque, en verdad, debo ser el único que verdaderamente sabe cómo se arrastra aquella mañana.
    — ¡Siéntate! Comenzaremos con un resumen de los informes que nos han llegado a la mesa— insiste la voz supuesta del que dirige el cotarro.

    ResponderEliminar
  15. En aquel momento me apetecia ser sincero,"¡Paso de vuetros cuerpos!", largarme de aquel antro que olia a humo de cigarrillos fumados con impaciencia y sobre todo aquella luz, hiriente, tan definida como acusadora, que venia de frente a mi vista sustentable, diría que avasalladora, molesta.

    ResponderEliminar
  16. El negro es mi color favorito..pero vestido con tus letras me queda mucho mejor

    mi beso

    ResponderEliminar
  17. Después de leerte, he de decirte que me encanta el negro tal y como lo has pintado, a mí que me parecía un manto de tristeza o de misticismo... pero le has puesto mucha luz a ese negro, y me encanta.

    Me ha encantado lo de los ojos negros...

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  18. empiezo por el final
    que es tu principio: el negro
    personalmente es con el color que mejor me expreso en mis dibujos, me da seguridad
    Es preciosa la entrada, la he leido un par de veces y te diré una cosa, a partir de ahora
    tu imagen vendrá para mi asociada a unas sábanas negras y un cuerpo cálido
    beso

    ResponderEliminar
  19. No podia dejar pasar esta, es mi color preferido, y me gusto lo que hiciste porque no fue solo una expresion, fue toda una declaracion de lo mistico, sencillo o complejo que puede llegar a ser todo lo que envuelve al negro, y lo hiciste muy bien!

    Genial tu paleta de colores, besotes Ana Poe!

    ResponderEliminar
  20. Negro es un color sin color. Un espejo sin luz. Un punto vacío. Un cubo abierto.

    Me gusto mucho este texto. Muchas felicitaciones y muchos saludos desde Colombia.

    Felipe.

    ResponderEliminar
  21. Mi color ...me gusto mucho como lo adornaste con tus letras ...en silencio ,con el negro en la mente y de fondo tu musica ...me translade a un rincon donde me siento a escuchar todo lo que me aporta un aprendizaje en mi dia a dia ...
    Gracias por hacer de lo bonito Unico ...

    Un besito enorme ....

    ResponderEliminar

Antes de nada: gracias.